Divisas: La fortaleza del peso chileno

Una moneda que está pasando por un período de significativo fortalecimiento es el peso chileno.

La moneda chilena ha seguido una tendencia creciente durante el último año, no sólo frente al dólar (apreciación del 12%), sino también frente a las monedas de sus principales socios comerciales.

De hecho, en el gráfico siguiente se observa que el tipo de cambio efectivo del peso chileno ha pasado de valores iguales a 102 a comienzos de mayo a los 112,37 actuales, registrando una variación positiva del 9,8%.

Otra información importante que se puede leer en el gráfico del tipo de cambio efectivo se refiere al debilitamiento momentáneo de la ponderación que tuvo lugar en noviembre. Precisamente en ese período, el 19 de noviembre (día en que el peso comenzó a debilitarse), se celebraron las elecciones presidenciales, ganadas en la segunda vuelta (17 de diciembre) por Sebastián Piñera, de la coalición de centroderecha “Chile Vamos”. Es evidente que la incertidumbre política entre la primera y la segunda vuelta ha llevado a una depreciación del peso, que se ha recuperado por completo una vez que se ha constatado el cambio democrático de la presidencia.

Sin embargo, hay muchos factores que pueden influir en la dinámica de una moneda. En muchos casos, la situación económica de un país y sus características desempeñan un papel muy importante. Chile es el principal productor y exportador mundial de cobre, aportando más del 40% del valor total de las exportaciones chilenas. Los cambios en el precio de este metal pueden, por lo tanto, tener efectos importantes en la economía del país y en muchos indicadores macroeconómicos.

Junto con el tipo de cambio, otro indicador indirecto que mide el estado de salud de una economía es el índice bursátil.

Por lo tanto, puede ser interesante comparar la dinámica del tipo de cambio del peso chileno (tipo de cambio dólar por peso), el índice bursátil chileno (Índice IGPA de la Bolsa de Comercio de Santiago) y las cotizaciones de cobre (cotizaciones al contado de la Bolsa de Metales de Londres) de los últimos diez años, para evaluar la importancia de las cotizaciones de cobre para la economía chilena.

Para reportar las tres medidas que se acaban de describir en un solo gráfico y hacer una comparación entre ellas, cada una de las variables mencionadas anteriormente ha sido indexada a 2010. Además, el tipo de cambio se ha considerado en forma inversa al dólar por peso, de modo que los incrementos en este indicador corresponden a apreciaciones del peso y, viceversa, sus disminuciones a depreciaciones.

Como puede verse en el gráfico anterior, el tipo de cambio del dólar por peso y el índice IGPA de la Bolsa de Valores han tenido la misma dinámica que el cobre. En 2008, por ejemplo, el precio del cobre cayó bruscamente, perdiendo más del 60% de su valor. La reacción de los mercados Forex y de la Bolsa de Valores fue la misma, arrastrando a la moneda chilena y al índice IGPA en la misma dirección. Lo mismo puede decirse del último año, los precios del cobre están empujando al Peso y a la Bolsa a fortalecerse.

No hay duda, por lo tanto, de que los precios del cobre afectan significativamente la dinámica del Índice y Peso de la Bolsa Chilena.